GettyImages 1479175615 (1)
Getty

Altas temperaturas: Cómo cuidar a las mascotas durante los días calurosos

Con las altas temperaturas es fundamental mantenerse atento a las mascotas, para así evitar golpes de calor y otras consecuencias.

Se acerca el verano, y las temperaturas van en aumento. Por esta razón, los tutores de mascotas deben tomar una serie precauciones, especialmente cuando las temperaturas superan los 30° y 35°.

Pues, a diferencia de los humanos, los perros y gatos cuentan con una cantidad muy limitada de glándulas sudoríparas ubicadas en los cojines de las patas. Mecanismo de termorregulación que en sus casos es poco eficiente.

¿Cómo es la termorregulación de las mascotas?

“La principal estrategia de termorregulación que tienen es el jadeo y la respiración. Cuando una mascota se calienta, recurre al jadeo como un mecanismo para eliminar el exceso de calor. Este proceso implica el flujo de aire sobre su lengua y mucosas orales, lo que facilita la evaporación del calor y contribuye a mantener su temperatura corporal dentro de niveles seguros”, señala el médico veterinario, Sebastián Oyaneder.

Quien agrega, “esta evaporación del calor a través del jadeo es esencial para evitar el sobrecalentamiento de las mascotas, entonces cuando el aire caliente se evapora, está ayudando a enfriar el cuerpo desde adentro”.

En consecuencia, los animales son más propensos al golpe de calor y a otras afecciones relacionadas con éste. Por lo que es fundamental tomar precauciones.

¿Cómo cuidar a las mascotas frente a una ola de calor?

De acuerdo con Oyaneder es fundamental:

Proporcionar refugio fresco y sombra: Durante una ola de calor, es muy importante que las mascotas cuenten con un espacio fresco y sombreado donde puedan resguardarse del sol. Con buena ventilación o aire acondicionado.

Suministrar agua fresca y en abundancia: El calor aumenta la pérdida de líquidos a través del jadeo y la transpiración limitada. Por lo que es esencial asegurarse de que las mascotas tengan acceso constante a agua fresca.

Evitar paseos en las horas más calurosas: Durante una ola de calor se debe evitar pasear con perros en las horas de mayor calor. Que son generalmente entre las 12:00 y las 18:00 horas. Pues, el pavimento caliente además puede causar quemaduras en las almohadillas de las patas.

Nunca dejar mascotas en vehículos: En ninguna circunstancia se debe dejar a una mascota en un vehículo estacionado durante una ola de calor. Las temperaturas en el interior del automóvil pueden elevarse rápidamente y alcanzar niveles peligrosos. Esto puede provocar un golpe de calor en minutos y, en casos extremos, tener consecuencias mortales.

Limitar el ejercicio: Durante climas cálidos, es importante moderar el ejercicio de las mascotas y optar por actividades más suaves.

Estar atento a los signos de estrés por calor: Se debe estar atento a señales de estrés por calor, como: jadeo excesivo, letargo, babeo, enrojecimiento de las encías, vómitos y temblores. Si notas alguno de estos síntomas, busca atención veterinaria de inmediato.

Contenido patrocinado