El Rubius
YouTube

Declaran culpable a «El Rubius» por evasión de impuestos

El youtuber se suma a la lista de famosos que han sido acusados y declarados culpables por evadir impuestos.

Rubén Doblas, más conocido por todo el mundo como «El Rubius», fue declarado culpable por evadir impuestos y  por esto va a tener que pagar una millonaria cifra.

Y es que  todo partió después de que el youtuber se mudó a Andorra, considerado un paraíso fiscal.

Ahí fue cuando las autoridades de España y Hacienda empezaron a analizar con mayor detalle todos sus movimientos, sobre todo en cuanto a impuestos.

Así, finalmente sí encontraron cosas raras.

«El Rubius» es declarado culpable

El influencer español va a tener que pagar alrededor de 44 millones de pesos, monto que corresponde al llamado Impuesto sobre la Renta de Personas Físicas. Por otro lado, también se suman 21 millones de pesos como multa.

De acuerdo a la sentencia, «El Rubius» utilizó a su empresa denominada El Rubius OMG, actualmente llamada Snofokk, para pagar sus impuestos como una sociedad, siendo el socio mayoritario (98,7%) y administrador.

Sin embargo, el fisco afirmó que en realidad debió pagar el Impuesto sobre Personas Físicas, ya que su empresa no contaba con trabajadores.

Con esto, las autoridades concluyeron que el youtuber pagó menos impuestos durante varios años.

La justificación que dio el influencer

En enero de 2021, que fue cuando se comenzó a hablar de esto, «El Rubius» salió a explicar en Twitter su decisión de mudarse Andorra .

Y es que es el régimen fiscal menos exigente de España.

“Llevo 10 años de Youtuber pagando casi la mitad de lo que he ganado en impuestos. 10 años. Y estoy muy contento de haberlos pagado», escribió.

«Lo que me molesta es que, aunque lleve desde el día uno haciendo las cosas bien y de manera legal, como sin duda deben de hacerse, Hacienda me ha tratado como si fuera un ‘delincuente’“, dijo entonces.

Y en ese momento, dejó en claro que estaba a favor de pagar impuestos, pero que debe “ser una relación equilibrada entre el Estado y el ciudadano».

Y agregó: «Es completamente legítimo que el ciudadano (…) tome las decisiones que considere apropiadas si están dentro de la legalidad”.

Contenido patrocinado