Edward Norton descubre que es descendiente de Pocahontas
Getty Images

Edward Norton descubre que es descendiente de Pocahontas

En un programa que se dedica a rastrear el linaje de los famosos, el actor quedo muy sorprendido al descubrir su parentesco con Pocahontas.

Sí, así como lees. El actor Edward Norton, conocido por sus papeles en películas como «El club de la pelea» o «El ilusionista», descubrió que la verdadera Pocahontas, nativa americana, es parte de su ascendencia directa.

Fue durante el programa «Finding your roots» que se traduce como «Encontrando tus raíces», donde diferentes celebridades son investigadas por ginealogistas profesionales, los que investigan las conexiones familiares, así como las historias y secretos de su linaje.

Pocahontas: la duodécima abuela de Edward Norton

De seguro has escuchado de la historia de Pocahontas contada por Disney, sin embargo, la historia en realidad fue diferente.

Según lo expuesto por National Geographic, la hija del jefe Powathan, líder de una tribu de nativos americanos, se casó con el colono inglés John Rolfe en Virginia, en el año 1614.

Y Pochahontas murió poco después, en marzo de 1917, bajo el nombre de Lady Rebecca en Inglaterra.

Así, el presentador del espacio, Henry Louis Gates Jr, le aseguró a Norton: «Pocahontas es tu duodécima bisabuela». Ante esto, el actor quedó estupefacto: «Te hace darte cuenta de que eres una pequeña parte de la historia de la humanidad».

Pero esto no es lo único de lo que se enteró.

¿Qué otra noticia dejó sorprendido al actor?

El parentesco con la nativa americana no fue la única noticia que dejó shockeado a Edward Norton. Y es que el conductor del espacio le aseguró que sus antepasados tuvieron esclavos.

Su tercer bisabuelo tuvo a «siete seres humanos esclavizados», entre ellos un hombre de 55 años, una mujer de 37 y cinco niñas de 4, 6, 8, 9 y 10 años, según explicó Henry Louis Gates Jr.

«¿Cómo se ve eso?», le preguntó el conductor. «La respuesta corta es que estas cosas son incómodas», respondió el actor.

«Todo el mundo debería sentirse incómodo. Cuando lees ‘Esclavo, 8 años’, te dan ganas de morirte», concluyó el protagonista de «El club de la pelea».

Contenido patrocinado