Captura Twitter (1)
Captura

Empleados de Twitter rechazan ultimátum de Elon Musk y proyectan insultos en su contra

Tras la renuncia de cientos de empleados, se rumorea que la compañía permanecerá cerrada por temor a un boicot.

Desde que Elon Musk se convirtió en el dueño de Twitter, la compañía enfrenta una crisis no antes vista. Con cientos de empleados despedidos y diversos internautas asegurando a través de redes sociales que dejarán de usar la aplicación, muchos creen que el fin de la plataforma es inminente.

Según recoge The Verge, tras su llegada, Musk despidió sin ceremonias a aproximadamente la mitad de la fuerza laboral de 7500 personas cuando asumió el cargo. Y con las renuncias que siguieron, hasta ahora tenía alrededor de 2900 empleados restantes.

Sin embargo, luego de que diversos trabajadores y trabajadoras manifestaran su descontento con el nuevo CEO de la empresa, o se burlaran de él través de redes sociales, el multimillonario inició una nueva purga de empleados.

Esta vez, a través de un formulario de Google donde los trabajadores debían responder “Sí” en caso de desear quedarse a lo que él denomina “Twitter 2.0”. O de lo contrario, dejaban de trabajar para él y recibirían una indemnización por despido.

La fecha límite fue este jueves pasado a las 19:00 horas. Y contrario a lo que algunos habrían esperado, cientos de empleados se rehusaron a aceptar el ultimátum de Musk. Y lo hicieron compartiendo públicamente su postura a través de redes sociales.

Ex empleados de Twitter responden a Elon Musk proyectando mensajes en edificio

Es en este marco que surgió el hashtag #RipTwitter, que se ha convertido en toda una tendencia en la red social. Pero el descontento de los ex empleados también se ha manifestado físicamente en las oficinas de la empresa.

Puesto que, desde la calle se proyectaron diversos insultos en contra de Musk en la fachada del edificio: “Niñato mediocre, privilegiado presurizado, racista mezquino, megalómano, milmillonario sin valor, bebé arruinador, parásito supremo, espinilla petulante, beneficiario del ‘apartheid’”, dicen algunos de los comentarios.

De acuerdo con el periodista de Plataformer, Zoë Schiffer, el magnate ha cerrado el acceso a las oficinas. Precisamente hasta el próximo lunes por temor a un boicot: “Escuchamos que esto se debe a que Elon Musk y su equipo están aterrorizados de que los empleados vayan a sabotear la empresa. Además, todavía están tratando de averiguar a qué trabajadores de Twitter necesitan cortar el acceso”.

De todas formas, aún no se han emitido comunicados oficiales sobre la situación. Por lo que no es posible confirmar en qué estado se encuentra la compañía, y cuáles serán los próximos pasos de Elon Musk. Aunque él también ha aprovechado su red social para bromear al respecto.

Contenido patrocinado